Nuestros objetivos

La Cámara Chilena del Libro tiene como misión liderar el desarrollo de la industria editorial chilena y la cadena comercial del libro; defender la edición y la libre circulación de los bienes culturales; velar por la protección intelectual; promover el libro y la lectura; y buscar el desarrollo de quienes laboran en el mercado del libro. Lo anterior, queda de manifiesto en los siguientes objetivos:

Con el propósito de fomentar el desarrollo y la difusión del libro, la Cámara Chilena del Libro es la principal propulsora y organizadora de ferias en el área, a nivel regional, comunal e internacional, destacando la Feria Internacional del Libro de Santiago (FILSA), considerado uno de los eventos culturales más importantes a nivel nacional.

La Cámara Chilena del Libro ha jugado un rol fundamental en la defensa de los derechos de propiedad intelectual. A través de diferentes propuestas, tales como campañas de sensibilización por el respeto al derecho de autor, jornadas profesionales con expertos nacionales y extranjeros, y un estrecho vínculo con organizaciones internacionales que abogan por este tema, ha logrado crear conciencia al respecto y colaborar a su discusión en el ámbito editorial chileno.

Esta asociación gremial es una gran propulsora en la defensa de la libertad de edición. Por ello es que en 1990 impulsa la implementación de una estrategia de fomento a la difusión de libros chilenos en el extranjero. Lo anterior ha permitido que la industria editorial chilena posea una fuerte presencia en la Ferias Internacionales del Libro más importantes del mundo, como Buenos Aires, Madrid, Frankfurt y Barcelona, entre otros países.

Para impulsar el crecimiento profesional de los editores, incluidas las actividades para la comercialización y distribución, la Cámara Chilena del Libro promueve y organiza de manera permanente seminarios, conferencias y eventos, entre los cuales se destacan las Jornadas Profesionales desarrolladas en el marco de la Feria Internacional del Libro de Santiago. En ellas se reúnen los profesionales del sector para intercambiar experiencias y tratar temas de gran contingencia, como la comercialización de contenidos digitales y la  la protección de los derechos de autor en la red, entre otros.

La Cámara Chilena del Libro en su permanente búsqueda de mejoras en los niveles educativos de lectura, escritura y comprensión, ha apoyado la distintas campañas lanzadas por la I. Municipalidad de Santiago (Viva leer, Lee Chile Lee) y el Consejo Nacional del Libro y la Lectura (El libro cambia tu vida). Además, a partir de 1997, ha realizado un importante trabajo en la formación de monitores de lectura a través de talleres especialmente diseñados.