FILSA 2014 cierra 34ª versión con positivo balance

• La 34ª Feria Internacional del Libro de Santiago llega a su fin este 9 de noviembre sacando cuentas positivas: consigue mantener masiva afluencia de público y pronostica un alza del 3% en la venta de libros con respecto a la edición anterior.

• Quedan en la retina las salas llenas de público con los autores Megan Maxwell, Selva Almada, Alfredo Bryce Echenique, Diego Zúñiga, Pedro Engel, Francisco Ortega, Alejandro Magallanes y Alberto Montt, y los emocionados lectores a la espera de una firma de Pablo Simonetti, Hernán Rivera Letelier, Catalina Bu, David Grossman y Luis Sepúlveda, entre otros.

Tras 17 días de exhibición ininterrumpida, una agenda cultural con más de 500 actividades y 50 autores extranjeros invitados, este domingo 9 de noviembre finalizó la 34ª Feria Internacional del Libro de Santiago, que este año ensalzó al autor como invitado de honor.

Trabajo que la Cámara Chilena de Libro realizó en colaboración con el Consejo de la Cultura y las Artes, y las agrupaciones de editoriales independiente La Furia del Libro y Editores de Chile, que dio vida a un parrilla programática que transforma a la Feria en un punto de encuentro de la cultura latinoamericana y de los lectores chilenos.

Éxito que se tradujo en una gran afluencia de público que logró convocar a más de 260 mil asistentes, mismo número que la edición pasada a pesar que este año contamos con un número menor de días festivos, pero que la organización supo revertir impulsando nuevas promociones de acceso liberado a Estación Mapocho y la difusión ampliada de estas mismas en los medios de comunicación.

De esta manera, a los ya tradicionales lunes de la Diversidad donde el valor de la entrada es 2×1, y el puerta abierta de los martes para el adulto mayor y miércoles para mujeres, se suma los jueves del profesor, día que busca homenajear el trabajo docente e instaurarlo como una promoción permanente de la actividad literaria.

“El éxito en la preferencia del público no sólo se justifica por la gratuidad para menores de 12 años, las promociones en las entradas y los concurso diarios a través de redes sociales que permiten llegar a una nueva red de lectores, sino también a la atractiva parrilla programática que este año convocó a 50 escritores extranjeros y más de 250 nacionales, creando la instancia perfecta para que los asistentes compartan directamente con el autor”, señaló Carlos Ossa, Presidente de la Cámara Chilena del Libro.

Más libros circulando

Con respecto a los índices de ventas de libros en FILSA 2014, la organización ha realizado un sondeo previo con los 148 stands que conforman la feria, recogiendo opiniones positivas de la jornada literaria, que nos lleva a precisar un alza del 3% en las ventas de títulos.

“Creemos que el éxito de esta feria se ha debido a la amplitud de miras de su Programa Cultural que recoge los intereses más variados, no sólo de una literatura clásica o tradicional, sino que en su camino de búsqueda de nuevos lectores ha encontrado la forma de coquetear con los nuevos formatos, la multiplicidad de escrituras y puestas en escena. Desde los booktubers, pasando por las sagas juveniles, la novela erótica, las lecturas musicalizadas y el salón de la poesía”, asegura Ossa.

Realidad que confirma nuestro slogan “Santiago está lleno de autores” al convocar durante la fiesta literaria a nombres tan varipintos como Wendy Guerra, David Grossman, Gioconda Belli, Luis García Montero y Jeremías Gamboa, corroborando así la amplia y diversa oferta de firmas que participaron en FILSA 2014.

Sellos de una FILSA más inclusiva

FILSA considerada la tercera feria del libro más importante de Latinoamérica y el evento cultural más importante y masivo del país, por primera vez incorporó a su oferta un pabellón exclusivo para las editoriales independientes, donde se vieron representadas 58 casas nacionales y 19 extranjeras, que lograron ser parte activa de actividades centrales de la Feria como lo fueron los “Diálogos Latinoamericanos” y los “Encuentro de jóvenes lectores con…”, donde escritores de la talla del peruano Alfredo Bryce Echeñique y los chilenos Luis Sepúlveda y Antonio Skármeta compartieron sus experiencias profesionales con escolares.

En esta nueva versión, la feria también estrenó el espacio denominado Lado B, dedicado especialmente a la literatura no convencional, como una estrategia para reencantar a un público joven con actividades como los encuentros de seguidores de sagas juveniles, duelos de poesía con duplas encabezadas por Seo2 (ex Makiza) y Jimmy Fernández (La Pozze Latina), y talleres de Fanzine, que cumplieron a cabalidad con su objetivo.

La música también fue un punto atractivo para los visitantes que pudieron disfrutar de los shows de Electrodomésticos, Dënver, y Perrosky + Redolés. Además, la presentación de libros digitales y la difusión de nuevos formatos ligados a la literatura como los booktobers, los web comics y la creación de trailers para difusión de nuevos títulos, acercan las letras a nuevos nichos de interés a lo que antes FILSA no tenía acceso.

Estrellas del programa

FILSA además de entregar los últimos títulos del mercado literario, ofrece la gran oportunidad de que los lectores tengan encuentros con sus autores favoritos y puedan conocer de primera fuente detalles de su obra e inspiración, como ocurrió con autores como Fernando Butazzoni, Pedro Lemebel, Jeremías Gamboa, Juan Carlos Cruz y el grupo de 25 autoras del éxito literario “Cuentos para ir a la cama”, encabezado por la periodista Lucía López, que conmocionó al público femenino de Estación Mapocho.

Espacio que, además, durante los 17 días de actividades tuvo autores de distintas ramas narrativas firmando sus éxitos como la española Megan Maxwell, que dedicó títulos por 5 horas seguidas a sus fans, la hija del “Che” Aleida Guerrero que con paciencia compartió vivencias personales de su padre revolucionario con sus seguidores y el escritor Alberto Fuguet, que dedicó cariñosas palabras a sus lectores de todas las edades, entre muchos otros.

Un amplio y variado Programa Cultural que este domingo 9 de noviembre llega a su fin con la presentación de la obra teatral “Amores de Cantina”, sacando cuentas positivas de los 17 días de cultura que reunieron más de 500 actividades y acogieron a un público muy diverso en gustos, pero unidos por el amor a la literatura.