“Es preocupante la concentración editorial que vivimos hoy”

El emblemático editor y nuevo presidente de la Cámara Chilena del Libro evalúa la industria y habla de sus objetivos para el cargo.

Entrevista de Constanza Rojas Valdés para la sección Cultura de El Mercurio, disponible aquí.

libros 10 noviembre Luego de 20 años como director de Santillana y toda una vida dedicada al libro, Carlos Ossa había decidido retirarse. Pero bastaron algunas llamadas telefónicas para que en junio volviera a la escena. La Cámara Chilena del Libro atravesaba una dura crisis, su directorio liderado por Arturo Infante estaba renunciado y se necesitaba una nueva cabeza. Ossa, quien había participado activamente en la institución por 40 años, aceptó entonces la petición de asumir el cargo como un nombre de consenso.

“Lo que está claro es que se trata de un mandato que no es para siempre, sino que hay que cambiar los estatutos, de ahí viene todo”, dice, refiriéndose a una agrupación en la que tienen igual representación editores, libreros y distribuidores. “Mi idea es que haya una instancia previa de editores, previa de distribuidores y previa de libreros, y que después se sienten a conversar en una especie de confederación de gremios ligados al libro, y a la que todos pertenezcamos, como en España. Ahí creo que es absolutamente indispensable la Asociación de Editores Independientes, ojalá que se vuelvan a incorporar a la cámara, que estemos todos. Ese tema es una de las cosas que me he propuesto solucionar y aclarar”, expresa Ossa.

Su mandato durará en principio hasta marzo, y en este periodo quiere enfocarse también al fomento de la lectura: “Se están haciendo muchos libros, pero no se lee. Y ese es el drama. En esta federación nos deberíamos dedicar a hacer planes de lectura con el Consejo del Libro, lo que hemos dejado de lado. Estamos dedicados a la parte gremial, pero por la lectura, ¿qué hemos hecho?”. Para comenzar, quiere apuntar concretamente al rol de las bibliotecas, que le parece fundamental para esta tarea. Mejorar su rendimiento, abrirlas a la comunidad. “Creo que podemos traer muchas experiencias de afuera”, declara.

Y mirando al extranjero también es que Ossa ha sido testigo de la concentración a la que están tendiendo las editoriales multinacionales, que actualmente se resumen en dos grandes grupos en lengua española, Penguin Random House -con la recién anexada Alfaguara- y Planeta.

– ¿Qué opina de este proceso de concentración?

“Me impresiona mucho porque, bueno, me tocó muy de cerca por el tema de Alfaguara. Lo veo preocupante, y en esto creo que son fundamentales las editoriales independientes. Tienen que existir en todos los países y tener un buen catálogo. No podemos llegar a tener solo dos editoriales”.

– ¿Cómo ve la industria frente al libro digital?

“El tema todavía está un poco en pañales. Dentro de la política del libro hay que discutir esto porque todavía no sabemos cómo enfrentarlo. Está el tema de los derechos de autor, de los impuestos, pero todavía no es mucho el movimiento que tiene. Y el papel no se va a terminar nunca. Con las futuras generaciones va a disminuir, pero no creo que se vaya a acabar. Puede ser que con estas concentraciones las editoriales grandes puedan hacer algo para parar esto, o por lo menos para tener alguna política clara respecto al papel”.

– ¿Cómo ve el panorama literario chileno actual, comparado con cuando comenzó como editor?

“Cuando comencé estábamos todavía en la Nueva Narrativa, con Arturo Fontaine, Jaime Collyer, Gonzalo Contreras, una etapa muy importante y muy buena, cuando se hicieron grandes libros. Además estuvo la llegada de Pepe Donoso el 80 y tanto, se reeditaron todos sus libros, hubo un renacimiento importante de la literatura. Ahora también veo una fuerza, con autores como Alejandro Zambra que tienen éxito afuera, pero tenemos que lograr que las ferias extranjeras muestren a los autores chilenos, tienen que viajar más. Tiene que haber un fomento importante para que se muevan más. Esta generación podría tener la misma fuerza que la Nueva Narrativa, pero hay que apoyarlos y ayudarlos”.