Socios de la Cámara Chilena del Libro entregan fuerte respaldo a la gestión del Directorio

La partida de algunas editoriales del gremio, las novedades de FILSA 2016 y la presentación de la nueva gerente general, fueron algunos de los temas que se conversaron en masiva reunión ampliada de socios.

Asamblea_171215_2

El Presidente del gremio, Alejandro Melo (al centro), acompañado por el Vicepresidente, Eduardo Albers (a la izquierda), y el Secretario, Ricardo Bernasconi.

Con la participación de cerca de cincuenta representantes de editoriales, librerías y distribuidores, el actual Directorio de la Cámara Chilena del Libro recibió un amplio respaldo por parte de los socios, tras la partida de algunas editoriales que presentaron su renuncia a la asociación gremial.

El encuentro tuvo como objetivo informar los detalles tras la partida de las editoriales Penguin Random House, Planeta, Ediciones B, Zig Zag, Cal y Canto, Edebé, Cosar, Nueva Patris y Catalonia. Según sus cartas de renuncia, lo hicieron por “falta de representatividad” de la Cámara.

El origen del problema es el envío, no autorizado, de cartas a nombre de la Cámara cuestionando el proceso de licitación de textos escolares del Ministerio de Educación, por parte de algunas de estas editoriales. El Presidente de la asociación, Alejandro Melo Calderara, fue enfático en señalar que “el Directorio no fue informado previamente de estas cartas y no compartimos la forma en que este tema se llevó adelante por parte de los representantes de las editoriales Zig Zag y Cal y Canto, las que pasaron a llevar los estatutos y el espíritu de trabajo unitario logrado en estos últimos meses al interior de nuestra asociación gremial”. Melo añadió que “sobre el fondo del asunto, este Directorio siempre ha estado disponible para representar los intereses de todos sus asociados ante distintas instancias. No hacemos defensas individuales, sino del sector que representamos”.

En el encuentro, los socios intercambiaron opiniones sobre el futuro de la asociación, minimizando el impacto que estas renuncias puedan provocar al gremio, que este año celebró 65 años de existencia.

“Son situaciones puntuales que no cambiarán el rumbo que este Directorio se ha fijado en torno a trabajar, junto a todos sus asociados, por la industria del libro y el fomento de la lectura. Tenemos las puertas abiertas al diálogo y a quienes se quieran integrar a la Cámara”, agregó su Presidente.

Asimismo, Alejandro Melo compartió las últimas novedades respecto de la Feria Internacional del Libro de Santiago (FILSA), que en 2016 tendrá a México como Invitado de Honor.

Consultados los socios respecto a una mayor participación en la organización de FILSA por parte de otras instituciones, hubo consenso en que se debe poner, nuevamente, a la Cámara Chilena del Libro al centro de la organización de este importante evento. Se destacó, por parte de los presentes, la importancia de convocar a otras entidades en la confección del programa cultural que ha permitido enriquecer la feria, como lo son el Consejo Nacional del Libro y la Lectura, la Corporación Cultural Estación Mapocho y otras organizaciones del libro, pero manteniendo y reforzando el liderazgo de la Cámara en torno a la organización de FILSA.

“Plantearemos, entonces, nuestros puntos de vista de manera de garantizar que se respeten estas decisiones sobre la feria. La Cámara Chilena del Libro organiza y produce hace 35 años este evento cultural y seguiremos trabajando para mejorarlo y enriquecerlo”, enfatizó el Presidente de la asociación.

Nueva gerente general

El Directorio presentó, también, a la nueva gerente general. Se trata de Viviana Azócar, quien regresa a la Cámara Chilena del Libro luego de desempeñarse hasta el 2012 como Coordinadora Cultural. Periodista, trabajó en el área de Prensa de TVN y en la Fundación Belén Educa en el área de Comunicaciones, y luego como Jefa de Relaciones Institucionales.

“Uno de mis principales objetivos es proyectar el trabajo de la Cámara Chilena del Libro en la promoción y difusión de la industria editorial y del fomento lector, y, por supuesto, de la Feria Internacional del Libro de Santiago. Es un evento cultural, qué pese a algunos cuestionamientos, es el más importante de Chile y que ha reunido durante décadas a todos los actores del libro”, explicó Viviana Azócar.

“También llego a trabajar en las necesidades de cada uno de los socios de nuestro gremio y a restablecer vínculos con los municipios y regiones de Chile, para continuar realizando eventos literarios que forman parte de la historia de nuestra institución. Junto al Directorio, quiero ampliar nuestra repercusión, visibilidad e impacto como referente del mundo del libro”, finalizó la nueva gerente general.