Carolín Cacao, una librería que surge en medio de la pandemia

En medio del confinamiento y de la crisis que vive el sector del libro, nace la necesidad de reinventarse y de continuar realizando acciones que vayan en pro del fomento del libro y la lectura.

De la mano de Olmué Ediciones nace Carolín Cacao, una librería que surge como un espacio para poder acercar el libro a la gente, especialmente a los niños y niñas. Es un espacio cálido, seguro, que parece una casita de cuento, es una librería que invita a los más pequeños a explorar un sinfín de libros de materiales y temáticas variadas, que no sólo los entretiene, sino que también los ayuda a reforzar y a trabajar sus emociones, dificultades en el aprendizaje y a tomar la lectura como un viaje entretenido.

Daniela Díaz, abogada, directora de la Cámara Chilena del Libro y dueña de la librería comenta: “Nosotros fomentamos la lectura acercando los libros a los más pequeños para que integren los libros como un objeto que no sólo les permite entretenerse, sino que los invita a viajar a mundo lleno de aventuras, fantasías, libros que los ayuden a aumentar su autoestima, por ejemplo. Creemos que hay un rol importante de los padres de fomentar la lectura, que comienza desde la edad más temprana, y es ahí donde nosotros apuntamos… También hemos visto con sorpresa que muchos adultos mayores se han interesado en comprar libros que activan la memoria, la cultura, el cálculo, en fin; esto nos ha hecho sentir que estamos trabajando un material invaluable”.

Inaugurada hace un mes, esta librería que está ubicada en Olmué, frente a la Plaza Los Caballos, es la única especializada en libros infantiles y juegos educativos que hay en la comuna, y también en Limache, Quillota y sus alrededores, teniendo una muy buena recepción de los habitantes y de la gente que va de paso, “para impulsar y difundir nuestra librería, hemos potenciado nuestra página web, para ofrecer el delivery de libros y llegar a todo Chile” agrega Daniela, comentando que piensan desarrollar actividades culturales, música en vivo, cuentacuentos, presentaciones de libros, etc., una vez que las condiciones sanitarias lo permitan.

La esperanza frente a la crisis

El papel que cumplen las librerías en Chile y en el mundo, es fundamental para mantener y elevar la cultura de un país. Frente a este escenario, Daniela Díaz sostiene: “El libro desde un comienzo debió ser considerado esencial, un libro no sólo entrega conocimientos, sino que es de suma importancia que niños, adultos y adultos mayores tengan acceso a ellos en pleno confinamiento, trabajar la mente hoy día se convierte en una necesidad esencial (…) es tarea del Estado otorgar la posibilidad de que las librerías funcionen en los tiempos de cuarentena”.

A pesar del complejo escenario en el que está el mundo del libro, debido a la imposibilidad de abrir las librerías, afectando duramente a todo el gremio, y que ha impulsado a invertir en recursos tecnológicos para poder seguir adelante, igualmente hemos sido testigos del cierre de muchos espacios literarios que se encargaban de promover el libro y la lectura, no obstante, el hecho de que Carolin Cacao surja en medio de la crisis, es una señal de esperanza de que el ecosistema del libro, en su conjunto, puede reinventarse y salir fortalecido.